xabi con B


2010 PUEDE SER MARAVILLOSO

Mañana ya es 2010.
Y va a ser el mejor año de mi vida.
Seguro que en 2010 escribiré más en mi blog.
Viviré experiencias increíbles. Conoceré gente maravillosa. Y no te digo que no vaya a pasar momentos duros, pero no tengo miedo.

La vida hay que disfrutarla, y la única forma de hacerlo es no teniendo miedo. Si hay que tener miedo a algo es a conformarse, a quedarse estancado, a no avanzar, a no conocer, a no aprender, a no experimentar cosas nuevas.

Sigue teniendo hambre. Por suerte yo siempre he tenido hambre y he probado de todo, pero al final nada termina de satisfacerme. Incluso mi próximo bocado, que ahora parece lo más apetecible del mundo, terminará. Y seguiré buscando.

Vale, de acuerdo. A mi me resulta más fácil decir esto ahora. Porque en 2010 me iré a vivir a otro país, a otra ciudad. Y quizás tú no puedas hacerlo, y seguirás con la misma rutina, en la misma ciudad, con la misma gente, con el mismo recorrido cada mañana para llegar a tu trabajo. Y eso si eres de los afortunados que no lo has perdido este año.

Vale, yo soy un afortunado. Pero la suerte también hay que buscarla. Ahora vivo acomodadamente, en una buena casa, con un buen sueldo y en una buena empresa como Lola. Mi mujer también trabaja, y podemos pagar una interna que se ocupa de la casa y nos ayuda con los niños. ¿Qué más puedo pedir? Con los tiempos que corren, lo más razonable sería dejar las cosas como están, no arriesgar lo más mínimo.

Pues no. Hay que arriesgar. Hay que desacomodarse. Hay que seguir buscando. Hay que contárselo a tus padres, que con toda su buena intención te pagaron una buena educación para que encontraras un trabajo estable en el que duraras muuuuuchos años y pudieras pagar la hipoteca de tu casa, de tu propiedad, porque ya sabes que este país es muy importante que tengas tu casa… pues no.

En 2010 me voy a México DF, a montar allí La Despensa, que es un reto profesional apasionante. Y a conocer una nueva ciudad, gente nueva, otra forma de vivir, de la que seguro que voy a aprender mucho. Estoy muy ilusionado con el proyecto y por eso quería compartirlo contigo. Y también estoy muy agradecido a mi mujer, que es un culo inquieto como yo y me banca (si no lo entiendes busca en un diccionario hispano-argentino).

No era mi intención darte envidia, aunque lo haya hecho. Sólo quería desearte un 2010 tan apasionante como el mío. Y aunque tus circunstancias sean distintas, este es el mensaje que te quería transmitir: no te conformes, sigue buscando, no tengas miedo, arriesga. La vida puede ser maravillosa, y no lo digo yo, lo decía Montes, que era un hombre que sabía mucho.

Haz que 2010 sea maravilloso.

Anuncios