xabi con B


¿Cross-branding?

¿Cross-branding?

Evidentemente esta no es la forma. Nissan y Skoda jamás se unirán para sacar al mercado el nuevo modelo Nisskodan. Pero encontrarme con esta curiosa coincidencia exterior me ha hecho preguntarme de nuevo por qué las marcas no colaboran más entre ellas.

Y no me refiero a que Nissan pague 1/3 de la valla exterior y Skoda 2/3, para ahorrarse cada una un dinero… Me refiero a que Nike y Apple unan sus fuerzas y creen conjuntamente un producto tan exitoso como Nike+.

Fernando Vega-Olmos, impulsor de Lola (Lowe + Latina), hablaba hace no mucho de esto aventurando qué pasaría si dos marcas de Unilever (Axe + Magnum) se unieran para crear helados con forma de voluptuosa hembra dirigido a los usuarios del desodorante, tan acostumbrados a devorar mujeres. Seguramente no tiene nada que ver, pero el hecho es que Fernando ya no es más director creativo mundial de Unilever. Y poco después salieron unos helados con forma del nuevo y cachas 007…

Siempre me ha gustado el mestizaje y la fusión, me parece que enriquece, que suma, que es un win/win. Y no lo digo porque quede bien decirlo: mi mujer no es de mi país, ni de mi raza, ni de mi religión, y mis hijos son lo más maravilloso del mundo (vale, soy el padre, pero los que los conozcáis sabéis de lo que hablo).

La fusión es la base de la creación. Asocias dos buenas ideas para crear otra idea mejor. Asocias dos cosas separadas para inventar algo nuevo, por ejemplo, escoba + bayeta = fregona. Que por cierto nunca he entendido por qué los argentinos le tienen manía ¿será por qué es un invento “gallego”? El hecho es que no la utilizan, no existe para ellos, prefieren inundar de agua el suelo y luego barrerlo con una bayeta (en los comercios echan ese agua sucia fuera, a la acera o vereda, es un asco de sistema). De la misma forma que no entiendo por qué en España no han triunfado los telos (hotel + picadero) pero bueno me estoy desviando del tema…

Tampoco tengo tiempo ahora para profundizar más en este tema, ni en otro tema primo-hermano de este: el crossmedia o cómo mezclar adecuadamente los medios enriquece una campaña. Y cómo algunos medios tradicionales, como este exterior, utilizan el mismo aburrido patrón… ¿otro día, vale? Tomaros un cocktail bien mezcladito a mi salud.



Me piden los derechos de unas imágenes en vimeo para un spot alemán

Hoy me han enviado este mail:

—–
Hi Xabi Liceaga!

CHBP just sent you a message on Vimeo:

“Dear Xabi Liceaga,

we like your video on vimeo (Dancing Birds) and wonder If we can licence parts of the video for a tv and cinema commercial (also shown on youtube and facebook, 1 year, Germany, client: Welt Kompakt (daily newspaper: http://www.welt-kompakt.de) ). Unfortunately we need the material immediately (next two days). Please let me know if you are interested. Thank you very much.

Kind regards
Karsten Klimmek

CHBP Gesellschaft für Bild und Ton mbH
Stolberger Str. 90a
D-50933 Köln

——

El vídeo es este (el mismo pero en youtube), DANCING BIRDS:

Fue un momento mágico, el 1 de enero de este año en Nápoles, desde la ventana del hotel. La escena era tan hermosa que me recordó a la de la bolsa de plástico volando en American Beauty. Probé ponerle la misma música y ese es el resultado.

Me comenta el germano, ya en otro mail, “It is funny, you use the same music as we did in our mood (the flying bag…)” ¿No será al revés amigo? ¿Que mi video os ha “inspirado”? Menos mal que no lo han visto antes los de telefónica, porque me plantan ahí una promo jejejej



Voy a hablar de fútbol
20 octubre 2009, 23:31
Filed under: FUTBOL, REFLEXIONES | Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Pero no del Barça, ni del Madrid, ni de la cantidad de chorradas con las que el Marca, el Mundo Deportivo y demás medios de comunicación consiguen audiencia y hacen negocio con esta nueva forma de religión de masas.

Quiero hablar de las ganas que tengo de volver a jugar al fútbol. Sé que hay mucha gente que no entenderá esto, los que me comentan “si es que el deporte es muy malo” cuando les cuento de mi lesión y operación de ligamento cruzado anterior. Ellos no lo entienden porque no les apasiona jugar al fútbol, es como si le hablaras de la tortilla de patatas a un siberiano. Se trata de pasión y eso no se explica, o se tiene o no se tiene.

Estoy en mi última etapa de rehabilitación, ya practico otros deportes, así que pronto llegará el momento de volver a la cancha. Y sólo de pensar en ese momento se me ponen los pelos como escarpias. Luego será una decepción después de haber jugado, porque ni habré recuperado del todo la forma ni, las cosas como son, tiene uno edad para muchas florituras. Pero que me quiten lo bailao, habré jugado, habré luchado como un jabato y como siempre, estaré jodido si he perdido.

Eso es el fútbol. Incluso las estrellas más galácticas, Messi o Ronaldo, están jodidos de verdad cuando no pueden jugar o cuando les cambian antes del final. Porque sienten esa pasión, porque disfrutan de una forma irracional, porque les gusta como nada en el mundo. Y además viven de ello. Y bastante bien. Pero eso es un extra, inalcanzable para la mayoría de los mortales. Lo que está al alcance de todos es poder sentir esa pasión, ver cómo un balón se aproxima hacia ti y tienes la portería enfrente y le das con toda el alma y… bueno, dejemos un final abierto.

Mi hijo Iker, 5 años, cuando le preguntan cómo se llama, responde “Me llamo Iker y no soy del Madrid”. Lo hace para evitar el clásico comentario que debe estar cansado de escuchar “Ah, como Iker Casillas…”. Es bajito como Messi, hispano-argentino como Messi, aunque nunca llegará a jugar la mitad de bien que Messi (ojalá me equivoque). Pero el asunto es que le gusta jugar al fútbol, esa pasión de la que os estoy hablando ya ha empezado a crecer en él, y cada dos días me pregunta “¿Ya puedes jugar al fútbol papá? ¿jugamos?”

Uf, acaba de perder el Barça con los rusos… Pero de esto no quería hablar hoy, de la otra pasión futbolística, los colores, la hinchada, la afición… de eso hablamos otro día, ¿vale?



No hablo con nadie y hablo con todos

Nunca he sido de hablar mucho por teléfono, creo que cada vez menos. El gen vasco ha preponderado en este aspecto sobre el gen andaluz. Antes escribía muchos más emails. Incluso hubo una época en la que estuve enganchado a chatear. Ahora no lo soporto, cada vez que me conecto por curiosidad aparece la persona menos indicada, uno no tiene ninguna gana de hablar y el/ella está deseando contarte su vida y milagros, o asaltarte a preguntas.

Sin embargo, creo que cada día mas gente está al tanto de mi vida: sabe cómo me va sin que se lo cuente, ha visto mis últimas fotos familiares sin habérselas mandado y por supuesto, jamás en la vida tanta gente me había felicitado por mi cumpleaños. Esto te ahorra un montón de tiempo (lo de las fotos) y te hace sentir bien (las felicitaciones). Y cuando vuelves de vacaciones te ahorras un montón de explicaciones. La gente te pregunta menos, porque ya lo sabe, ya ha visto las fotos, y si aún así alguien te viene con el clásico “¿Qué tal por Berlín?” siempre puedes responder “Míralo en Facebook bolud@”.

Hay un punto peligroso, espero no llegar a él, en el que la red social te atrapa y sientes la necesidad de compartir con ella todo lo que te pasa. El viernes por ejemplo, terminé de ver El secreto de sus ojos, gran película de Campanella, y sentí irrefrenables deseos de compartir con todo el mundo mi opinión sobre la película inmediatamente. Uy! pensé luego, esto es un síntoma de que estás en grupo de riesgo. Llevo activo en Twitter un par de meses y twitteo una o dos veces máximo al día, creo que de momento no es grave.

Pero veo gente que que twittea sin parar todo lo que hace, retransmite su vida en directo, sus viajes en taxi, sus pensamientos, sus ganas de orinar… eso ya creo que es enfermizo. Mirad que bueno este spot de Sony Vaio y la SMAA, Social Media Addicts Association:

Me imagino un futuro, quizás no muy lejano, en el que ya no habrá medios informativos, sino periodistas autónomos online especializados en distintos temas que te retransmiten acontecimientos en vivo. Por ejemplo, eres aficionado al curling, se juega la final de los campeonatos del mundo y te coincide con una comida familiar insufrible. Pero gracias a tu móvil y a los twitts de Escarchowsky, puedes seguir en directo el apasionante Canadá-Suiza.

También se han transformado los sistemas de comunicación personal tradicionales como las cartas o el teléfono, e incluso los no tan tradicionales como el móvil, los chats o los emails, que pasan a segundo término o se fusionan todos dentro de la red social. Ya mucha gente en vez de mandar emails envía mensajes dentro del Facebook. Y sería interesante ver una estadística del crecimiento del chat de Facebook respecto al Messenger.

Pero bueno, son sólo conjeturas. Ni que siquiera los que de verdad saben del asunto se atreven a aventurar nada, porque esto va demasiado rápido. 5…4…3…2…1…0 Off.



Descuidar la imagen

Hace poco alguien me decía que me veía más serio, como si con el paso del tiempo hubiera perdido un poco la chispa. Y no digo que no. Supongo que las responsabilidades, tanto profesionales como familiares, te van haciendo… ¿mayor? También es verdad que conocí a esa persona en otra etapa, más alocada.

Pero no voy a hablar de hacerse mayores, envejecer y todo eso, sino de la seriedad. ¿Yo soy serio? Aquí pongo un video para desmentirlo.

Hicimos este video cuando estaba en Remo D6, para hacer una oferta a directores de hoteles con Digital+. Normalmente no soy tan payaso, puede que cada vez menos, pero cuando el guión lo requiere no tengo problemas. ¿A ti te daría vergüenza subir un video tuyo así a internet? Reconozco que a mi me daba un poco, por eso nunca lo subí. Supongo que para cuidar mi imagen, algo que está bien, pero que tampoco me parece tan importante. Hoy día mucha gente se preocupa de que no tageen una foto suya dudosa en Facebook. O al revés, amenaza con un “voy a subir esta foto tuya al Facebook”, “nooooooooo, ni se te ocurra”.

Pues ahora quiero romper una lanza -una expresión que odio, pero que me viene al pelo- por los que, como yo en este momento, le perdemos el miedo a esa imagen que puedan tener de nosotros los demás y mostramos nuestro lado menos serio. Se me está ocurriendo crear un grupo en Facebook “Descuida tu imagen”, donde cada uno suba fotos y videos suyos un poco ridículos, o que le den vergüenza. Esto podría derivar en que alguien cree otro grupo “Descuida SU imagen”, se dediquen a subir trapos sucio de los demás y esto se nos vaya de las manos…

En el sector en el que yo trabajo, la publicidad, la gente cuida bastante su imagen. Sobre todo los creativos. Cada uno a su manera. Hay uno que silba (con b) y cuida muy cuidadosamente su imagen, en mi opinión demasiado. Hay otro que silba y cuida muy descuidadamente su imagen. Hay otro que silba entre los olivares fiuuuuuuuuuuu, ahhhhhhhhhhh*… éste es único e irrepetible. También hay uno, creo que de vizcaya y muy del atleti, que la verdad no sé si cuida o descuida su imagen, pero es muy hippie. Como contrapunto, tenemos a otro que sí que la cuida, seguro, hasta cuando juega a fútbol. Y hay otro moreno, que no morenito, que de repente un día se viste en plan Don Draper, el de Mad Men. Esos sí que cuidaban su imagen. Aunque luego se ponían hasta arriba de todo, y no la perdían. Manda huevos.

Pues lo dicho, a descuidar un poco tu imagen. Antes de que otro la descuide por ti.



xabi con B
12 octubre 2009, 22:27
Filed under: REFLEXIONES | Etiquetas: , , , ,

Me molesta que escriban mi nombre con V. No puedo evitarlo. Hace tiempo que ronda mi cabeza la idea de imprimirme una camiseta con el logo de xabi con B. Bueno en realidad dos, y la otra regalársela a Xabi Alonso, que ahora anda por Madrid, y sospecho que estará hasta los huevos de lo mismo. O no.

Este concepto, si podemos llamarlo así, ha sido el punto de partida o la excusa para ponerme a renovar mi web. Y de paso, lanzarme a la aventura de escribir un blog. El tema es por qué cojones tengo que ponerme a escribir un blog si no tengo tiempo. La excusa que he encontrado es que esto me permitirá pararme a pensar, a reflexionar, porque el día a día no me deja tiempo para hacerlo. Y he aquí la primera contradicción.

El hecho es que estoy escribiendo. Supongo que en el fondo es porque me gusta escribir, y hace tiempo que no lo hago. Pero me da un poco de cosa mostrar mis sentimientos… desnudarme. Si esto se convierte en un striptease, o escribo cosas demasiado evidentes o patéticas, por favor avisadme.

Bueno, aquí va el primer post. Veremos qué pasa.