xabi con B


México Cap. 2, 3, 4 y 5

Cap. 2

Oh god!
Como título me viene a la cabeza “Marilyn is alive and she works in American Airlines”.
Podéis pensar que esto está inspirado por el champagne + vino + copa + estar escribiendo on the air. Pero no -bueno un poco sí- hay una azafata abuela que se parece a Marilyn Monroe con los años que debería tener hoy en día (84). La verdad es que está siendo un vuelo maravilloso. Sólo me falta fumar. Después de pasar 20 controles de pasaporte, cinturones, radares, etc. para hacer una viaje a EEUU, o ni siquiera eso, un viaje con escala en EEUU como es mi caso, está mereciendo la pena.

Y tener una amiga como Mariana, azafata de American desde hace años que te consigue un vuelo d3 en Primera es una inmensa suerte, un lujo.

Así que sintiéndome tan agustito me ha dado culpa y me he dicho a mi mismo: esto tengo que compartido con la gente en el blog. Que por cierto hace mogollón que no escribo y se supone que ahora iba a escribir más seguido… Pero bueno, aquí estoy a miles de metros de altura, con un punto perfecto para poner la peli yanqui de turno y quedarme frito después de haber pulsado el botoncito “bed”.

Good night y seguimos en contacto desde el DF!!!

Cap. 3

El capítulo anterior lo escribí efectivamente en un vuelo Madrid-Mexico vía Dallas a principios de abril. Ya que lo había escrito, pues lo comparto. Y además lo utilizo como elemento de distracción para no afrontar el verdadero tema que me ronda la cabeza: llevo 2 meses y medio sin escribir en el blog. Cualquiera que se considere a si mismo un blogger se moriría de vergüenza. Por suerte, yo no me considero un blogger. Sería más bien un vagger, y además me amparo en el hecho de que no tengo ningún contrato firmado ni ninguna obligación de hacerlo. Pero bueno me gusta, y varias noches he estado a punto de hacerlo, aunque finalmente el espíritu vagger me ha llevado a boludear con cualquier cosa, dejándome vencer cálidamente por la pereza para no afrontar la cuestión. Es muy sacrificado ser blogger.

La verdad es que he estado trabajando mucho (esa es la excusa perfecta para el blogger, pero como no lo soy no la utilizaré).

El otro día twitteé un pensamiento que me gusta “La mierda la guardo. Lo bueno, lo comparto”. Si uno se pusiera a contar todas las mierdas, que sobre todo son del trabajo, pues sería un amargado. Pero por suerte, ha habido muchas cosas buenas del trabajo: primero la gente, el equipo que hemos conseguido juntar para el arranque de La Despensa Mexico es casi mejor que el Barça (aunque también te puede salir un Chygrynskiy, hasta Pep se equivoca); segundo la respuesta, todos los clientes o posibles clientes que hemos visitado quieren trabajar con nosotros o nos han pasado directamente un brief; y tercero, que nos hemos divertido mucho, y es una suerte divertirte con tu trabajo el 80% o más del tiempo, y encima que te paguen. Nos divertimos mucho con lo de los mariachis y la detención policial, con lo de las ovejas (aunque un poco menos) y otros cuantos trabajos que ojalá salgan adelante (sobre todo uno con las Mad Mamacitas)


Ah, en la web de La Despensa Mex puedes ver el segundo capítulo de este proceso de adaptación.

Cap. 4

Precisamente para huir un poco del trabajo y de paso conocer algo de México fuera del DF, me escapé un fin de semana largo a la costa de Oaxaca, más en concreto a Mazunte. Paz, tranquilidad, playa, olas, naturaleza, animales, lectura, música, incomunicación, tiempo, sol, silencio, hamaca, siesta, pensar, no pensar, pensar, no pensar.

Ah, y también un poquito de mezcal. A la vuelta hice un video “Mazunte feelings” con imágenes que había grabado. Es lo más hortera y sensible que he hecho en muchos años. Si pasas un mal momento en tu vida, no lo mires por favor, que te vas a poner a llorar.

Cap. 5

Un par de botellas de mezcal oaxaqueño es lo más físico que me traje de esta escapada. Y lo que me está ayudando de nuevo a enfrentarme a la gran urbe. Ahí me he metido uno, a vuestra salud. Está mejor que el tequila, que ya ha pasado de moda hasta para los turistas. Ahora lo que se lleva es ser mezcalero, no tequilero. Por cierto, un tip para los que estéis por los madriles: daros un paseo por la c/ Palma 2 y descubrid las bondades de este néctar en La Botica.

¿Qué más? No sé, mil cosas: que se viene el mundial, que se viene la family, que estoy yendo al gimnasio, que me pego muchos paseos con la EcoBici, que el jueves y viernes me voy a Monterrey y me pasaré por Saltillo a visitar a los genios de Grupo W, y a lo mejor también me paso por Zacatecas a meterme en política… Que me he hecho adicto a los capuchinos del 7Eleven, que hoy he comprado unas pegatinas para la MacBook de Stick With Me Baby y que esto no ha hecho más que empezar. Vaya rockandroll colega!!

Y que me voy a la piltra. Hala majos, saludos y hasta pronto!!!

Anuncios


Mexico Cap. 1

Hace justo dos semana que estoy por el DF y ha llegado el momento de parar y hacer balance. No sé por dónde empezar, si seguir un orden cronológico de los acontecimientos, gentes, lugares y descubrimientos, o contaros lo más destacado, o de lo que me acuerdo o qué. La verdad es que la diferencia entre contar una experiencia y vivirla es tan grande, que uno se siente muy poca cosa para intentar transmitir sus sentimientos.

Cada vez que pasa un camión por la calle, la casa tiembla que asusta: las 10 primeras veces. Dicen que es muy normal, y te acostumbras. Y además te sientes grosero por alarmarte, después de la desgracia sufrida por los compañeros y amigos chilenos, a los que aprovecho para mandarles un cariñoso abrazo y toda la fuerza del mundo.

A pesar de los temblores, estoy más que feliz en mi depto Tina de MexicoApartmets MA*. Los primeros 3 días estuve buscando un lugar en suites para los 4/5 primeros meses que voy a estar solo, y la verdad es que estar como en una habitación de hotel tanto tiempo era un bajón. Y encima más caro, llegué a un buen acuerdo con Heidi y Ana de MA* y aquí estoy disfrutando del penthouse que además suena muy cool. Por si esto fuera poco, le gané la apuesta a Isaac que debe una botella de tequila, porque tardo 8′ 40” en llegar a la oficina caminando en un agradable paseo.

Lo del tequila es un capítulo aparte. Para empezar, vas a comer a un sitio medio bien y lo primero que se pide es un tequila con sangrita (una especie de gazpacho local) para compensar.

Lo pruebas y está bien. Y luego la comida de negocios se extiende hasta bien entrada la tarde con agradables caldos y no menos interesantes viandas. Total, que terminas con un pedo wey que pa qué. Sientes por un instante que estás perdiendo las formas y que te van a descubrir, pero enseguida te das cuenta de que ellos está igual o peor, y que ésta es la forma habitual de tomar confianza con los clientes y hacer negocios por estos lares.

El Distrito Federal es una jungla extensísima de la que aún no conozco ni una décima parte, y tampoco tengo muchas ganas de conocerla. Por supuesto que hay peligros, como en todas las grandes urbes, pero mientras no estés en el lugar y en el momento equivocado no te tiene porqué pasar nada.

El caos se ha apoderado de los cielos, los edificios y el asfalto, tanto por el tráfico como como por el estado de las carreteras. Luego te encuentras por las calles con lugares únicos y mágicos como la estatua de Cantinflas en medio de cualquier lugar.

La llegada de mi partner Mikel el pasado miércoles divide muy bien mi estancia entre capítulo 0 y capítulo 1. La verdad es que nos entendemos muy bien, hay muy buena sintonía (sin llegar a Brokeback Mountain) y tenemos la misma visión para montar La Despensa México. Aparte de eso, los dos somos guiputxis y nos fomentamos mutuamente el acento y la coña provinciana (aupa, epa…) por lo que vamos a terminar con más acento del norte que el chilango que se nos presupone. Aquí le vemos, en una foto lamentable, en la partida de billar a punto de rasgar el tapete el viernes, justo antes de adentrarnos a descubrir la vidilla de La Condesa y terminar en cualquier lado…

Pero lo peor fue el sábado. Fuimos a un asado a casa de Mauricio en la loma denosedonde (lejos) y volvimos al DF con una tajada ya importante. Luego teníamos fiesta en casa de la encantadora Angela, era su cumpleaños, con mucha gente muy francesa y muy chic de L’oreal, la mayoría de ell@s expatriados. Y allí estábamos Mikel y yo como dos paletos, como si estuviéramos en el Itzela de Oiartzun dando la nota, en fin muy lamentable…

Por último, el domingo fuimos al concierto de Coldplay que finalizaba su gira de Viva la Vida, resacosos pero con ganas de disfrutar, y lo hicimos.

Creo no he contado ni la mitad de las cosas que tenía en mente, pero no doy más de sí o de mí, o de lo que sea. Seguiremos informando y relatando esta maravillosa aventura por el DF. Saludos cordiales.



BOGA BOGA
24 febrero 2010, 14:12
Filed under: PROYECTOS, PUBLICIDAD

Despedida de mis compañeros de La Despensa en Madrid antes de tomar el avión para México y empezar a montar allí la agencia. Es una canción tradicional vasca y la letra dice así “Rema rema marinero, tenemos que irnos lejos, a las indias…”



Lejos, cerca

Hay algo que no me deja dormir y me ha hecho levantarme de la cama.
Creo que es este post, que lo tenía ahí dentro guardado, cerca de la tripa, y me ha estado golpeando un rato al grito de “¡¡sácame ya!!”.
Pues vale. Aquí estamos, espero que sea un parto sencillo. Por si acaso me voy a poner una epidural de vodka.

México está lejos. Sí. Pero está muy cerca.
Hace poco estuve investigando sobre antepasados míos que se fueron a hacer las américas. Muchos a México y EEUU. Otros a Argentina. Incluso vi documentos de embarque de alguno de ellos desde México hacia EEUU hace más de 150 años. En aquella época México sí que estaba lejos, y la gente que emigraba desde aquí prácticamente perdía el contacto con su familia, con sus raíces.

Hoy en día, con la revolución tecnológica y sobre todo con internet, las distancias ya no son lo que eran. Conozco gente que está muy lejos pero que con la ayuda de twitter y/o facebook los siento muy cerca. Algunos demasiado cerca jejejej. Por ejemplo, l@s que estéis conectados con Dani Grannata aquí en España sabéis de lo que hablo: a última hora de la noche comienzan a llegar twitts que nos relatan de una forma apasionante sus andanzas por Saltillo (México) y las evoluciones de Grupo W. Por tierras chicanas también está Raúl Cardós y es muy emocionante vivir en directo el nacimiento de su agencia (Anónimo) día a día. Por cierto, ya he quedado con él para compartir otra de mis pasiones: jugar al fútbol. Y hablando del tema, me viene a la cabeza Alvaro Cabrera, donostiarra de pro sacando adelante Dieste en Dallas, con el que comento el desempeño de la Real Sociedad y comparto la seguridad de que este año subimos a primera.

AccuWeather me dice que hace 3º (-4º sensación térmica) ahora aquí en la terraza. Apenas los siento. El vodka y las letras me ayudan a sobrellevarlo. Y el tabaco, el que me ha sacado aquí fuera. No suelo fumar en casa.

Pero volvamos al tema. En pocos días cruzo el charco con la apasionante responsabilidad de abrir La Despensa en México. No quiero que nadie me diga que me va a echar de menos, porque me vais a tener hasta en la sopa (con el patrocinio de las redes sociales). Mis orígenes periodísticos me ayudarán a relatar en vivo y en directo la aventura. Y sólo hay una cosa que me motiva más que empezar de cero una agencia así en un país que apenas conozco: compartirlo con vosotros. Podréis vivir día a día los éxitos y los fracasos, los miedos y los excesos, la morriña y los descubrimientos.

Antes de partir cantaré un boga boga marinela, antigua canción vasca sobre pescadores que se iban a las indias y ya echaban de menos su tierra. Los que me conocen bien me han oído cantarla en momentos de exaltación de la amistad, a altas horas de la madrugada… Ya está, lo cantaré en La Despensa el próximo martes 23 a las 11am antes de coger el avión. Prometido. Los que queráis, podéis acercaros a escucharlo y a desearme suerte.



¡Viva México cabrones!
5 febrero 2010, 1:38
Filed under: PROYECTOS, PUBLICIDAD, Uncategorized



2010 PUEDE SER MARAVILLOSO

Mañana ya es 2010.
Y va a ser el mejor año de mi vida.
Seguro que en 2010 escribiré más en mi blog.
Viviré experiencias increíbles. Conoceré gente maravillosa. Y no te digo que no vaya a pasar momentos duros, pero no tengo miedo.

La vida hay que disfrutarla, y la única forma de hacerlo es no teniendo miedo. Si hay que tener miedo a algo es a conformarse, a quedarse estancado, a no avanzar, a no conocer, a no aprender, a no experimentar cosas nuevas.

Sigue teniendo hambre. Por suerte yo siempre he tenido hambre y he probado de todo, pero al final nada termina de satisfacerme. Incluso mi próximo bocado, que ahora parece lo más apetecible del mundo, terminará. Y seguiré buscando.

Vale, de acuerdo. A mi me resulta más fácil decir esto ahora. Porque en 2010 me iré a vivir a otro país, a otra ciudad. Y quizás tú no puedas hacerlo, y seguirás con la misma rutina, en la misma ciudad, con la misma gente, con el mismo recorrido cada mañana para llegar a tu trabajo. Y eso si eres de los afortunados que no lo has perdido este año.

Vale, yo soy un afortunado. Pero la suerte también hay que buscarla. Ahora vivo acomodadamente, en una buena casa, con un buen sueldo y en una buena empresa como Lola. Mi mujer también trabaja, y podemos pagar una interna que se ocupa de la casa y nos ayuda con los niños. ¿Qué más puedo pedir? Con los tiempos que corren, lo más razonable sería dejar las cosas como están, no arriesgar lo más mínimo.

Pues no. Hay que arriesgar. Hay que desacomodarse. Hay que seguir buscando. Hay que contárselo a tus padres, que con toda su buena intención te pagaron una buena educación para que encontraras un trabajo estable en el que duraras muuuuuchos años y pudieras pagar la hipoteca de tu casa, de tu propiedad, porque ya sabes que este país es muy importante que tengas tu casa… pues no.

En 2010 me voy a México DF, a montar allí La Despensa, que es un reto profesional apasionante. Y a conocer una nueva ciudad, gente nueva, otra forma de vivir, de la que seguro que voy a aprender mucho. Estoy muy ilusionado con el proyecto y por eso quería compartirlo contigo. Y también estoy muy agradecido a mi mujer, que es un culo inquieto como yo y me banca (si no lo entiendes busca en un diccionario hispano-argentino).

No era mi intención darte envidia, aunque lo haya hecho. Sólo quería desearte un 2010 tan apasionante como el mío. Y aunque tus circunstancias sean distintas, este es el mensaje que te quería transmitir: no te conformes, sigue buscando, no tengas miedo, arriesga. La vida puede ser maravillosa, y no lo digo yo, lo decía Montes, que era un hombre que sabía mucho.

Haz que 2010 sea maravilloso.



Escribir el guión después de filmar

Llueve. Y por fin, hace frío.
Es la noche perfecta para escribir con el ommwritter.

Mi blog ha sufrido su primera mini crisis. Han pasado 23 días desde mi último post.

Pensé en hablaros sobre la importancia del naming, a raíz de esta foto de una tienda de ropa infantil cerrada hace poco en Pozuelo. La ropa era más bien borbónica, es lo que se estila en el municipio, aunque ya ni los borbones visten así. Seguramente pusieron el nombre hace años, porque el tipo de ropa y lo que se entiende por friki es lo más opuesto.

Luego se me ocurrió cambiar de tema a raíz de esta otra foto-tesoro que encontré en el metro: Angel Cristo, que ha hecho del circo su vida y a la vez de su vida un circo, con un León de Cannes WTF!!

Finalmente, como es mi blog y hago lo que me da la gana y no tengo que rendir cuantas a nadie, quiero hablaros de cómo escribir un guión después de filmar la historia. Ocurrió hace unos tres años, en Boulonge Sur Mer casi llegando a Av. Hipólito Hyrigoyen de General Pacheco, al norte de Buenos Aires. Volviamos de Tigre. Esperaba en el coche aparcado a mi chica, que había bajado a comprar algo.

Y de repente, vi frente a mi una extraña peluquería llena de plantas. Casi por impulso, saqué la cámara, la dejé sobre el salpicadero y le di a REC. Intuía que algo podía pasar, no sabía qué, pero sentía que tenía que “robar” esas imágenes de la vida real. Lo hice.

Días después entendí de qué se trababa: construir una historia sobre esas imágenes. Es decir, hacer lo contrario de lo que se suele hacer, escribir primero un guión y luego rodarlo. Me puse a editarlo y sobre la marcha fue saliendo la trama. El protagonista me recordó a un personaje de Doctor en Alaska, Maurice Minifield, el astrounata de la Nasa retirado, terrateniente y gruñón. De ahí saqué la historia, al menos la que hay al final de video, porque el comienzo es puro divertimento sin sentido.

Disfruté haciéndolo. Más allá del resultado, lo interesante creo que es grabar escenas de la vida cotidiana, gente real actuando sin actuar, e imaginar después una historia sobre esas imágenes. Hacer lo contrario de lo que se supone que tienes que hacer. Como ahora, que debería estar duermiendo. Bueno, ya está.